¿Es posible recorrer Latinoamérica en una camioneta, sin generar basura y ayudando a crear conciencia del impacto ambiental que generamos?

En un principio parece descabellado, pero el proyecto Eco Bus América de Jorien Timmers, una joven holandesa, psicóloga, activista, rebelde y apasionada por dejar una huella ambiental limpia en el mundo, parece indicar que podría lograrse.

Desde muy joven sentía que debía hacer algo para poder ayudar al planeta; viajando por Latinoamérica a sus 18 años y viviendo un año en Chile, se encontró con realidades impactantes, con ciudadanos poco conscientes de su basura, y el gran problema del uso del plástico. Al terminar sus estudios sabía que quedándose en su apartamento en Ámsterdam las ideas no llegarían por sí solas, necesitaba volver a viajar.

Estando en un parque en Perú vio a un ciudadano botar una bolsa de plástico al suelo. Ella se arrepintió de nunca haber hecho algo al respecto. Fue en ese fatídico momento cuando tomó la decisión de cambiar sus hábitos y empezar a poner su proyecto en marcha.

www.ecobusamerica.com

Durante su recorrido en el país inca, se encontró con personas claves para su proyecto, que le ayudaron a reformar sus ideas de viajar en una camioneta con un cine móvil, y en Argentina se reencontró con un viejo amigo con quien decide incorporar la música a su proyecto. Junto con él, grabaron un disco de música con canciones de los países que visitará Jorien, disco que se puede obtener a través de su financiación colectiva.

En medio de sus investigaciones, se dio cuenta que, si ella iba a hablar de no usar plástico, era incoherente que ella usara el plástico también. Decidió transformar su vida y empezar a vivir Zero Waste, transición en la que se demoró aproximadamente seis meses.

Empezó a dar charlas y talleres en algunas escuelas de Argentina, y volvió a Holanda con ideas más firmes y con un proyecto de vida dispuesta a realizar: pedagogía Zero Waste.

En Europa realizó la prueba piloto, visitaron escuelas de diferentes países y ciudades. En todas las escuelas ella se encontró con las mismas reacciones, sin importar las clases sociales, los niños se interesaron y comenzaron con acciones, aunque pequeñas, a hacer el cambio. Jorien quiere inspirar a las personas para que puedan empezar a hacer algo por el medio ambiente. Ella dice que la atención principal debe estar en la solución, y no en el problema. Quiere demostrarles a las personas que sí es posible vivir sin plástico, y sin producir basura.

El mejor efecto que podemos producir es cuando se hacen grandes manifestaciones, comenta Jorien. “No porque realmente se logre algo, sino para que la gente se sienta atraída y conozca sobre el problema”. Lo primordial es que la gente empiece a entender la situación desde su entorno, si no sientes que te afecta, no haces nada.

“Las empresas solo van a cambiar, cuando el pueblo empiece a demandar”, pero un primer paso dejar de consumir lo que esa empresa produce. Para lograr un efecto hay que integrar a lo que hacemos, todo aquello que en realidad pensamos.

En agosto Jorien se marcha para Islas Canarias, y en diciembre espera partir en barco hacia Latinoamérica. Tal vez llegará a Brasil, Uruguay o Argentina, aún no lo sabe bien, pero a donde llegue, buscará su camioneta, la modificará y empezará su recorrido. Comenzará por el sur de Argentina, pasará por la izquierda de Latinoamérica, incluyendo Colombia y llegará a California, Estados Unidos. Un viaje que le tomará años y poca basura.

El principio está en nosotros, afirma Jorien. ¿Y tú ya empezaste?

¡Responde este quiz!